jueves, 6 de agosto de 2015

Reseña: Finale - Becca Fitzpatrick


TÍTULO ORIGINAL: Finale
TÍTULO: Finale
AUTOR: Becca Fitzpatrick
EDITORIAL: Ediciones B
SAGA: Hush Hush #4
PÁGINAS: 480

Sinopsis
ALERTA: Spoilers de los libros anteriores


Nora y Patch pensaban que sus problemas habían acabado. Con Hank fuera de juego, por fin tendrían un descanso. Pero ahora, sin Hank, Nora se ha convertido de manera involuntaria en la líder de los Nefilim y tiene que acabar lo que él comenzó, lo que significa que deberá destruir a los ángeles caídos y con ellos a Patch.
Nora, que nunca permitirá que eso ocurra, elabora un plan con Patch: harán creer a todos que han roto, convencerán a los Nefilim de que están cometiendo un error y evitarán así la guerra. Pero al conocer de cerca los detalles de su nuevo papel, Nora se siente irremediablemente seducida por el poder que este le confiere. Comienza la batalla. Nora y Patch tendrán que confrontar las diferencias que siempre han existido entre ellos.



Opinión personal sin spoilers

Y finalmente les traigo la reseña del último libro de esta saga que me ha gustado bastante en general. Me intimidaba un poco el tamaño del libro, la verdad, ya que es el más grueso de los tres, pero a pesar de eso poco después de terminar Silencio no pude resistirme a agarrar el último tomo de esta tetralogía. El final de su antecesor lo dejó todo muy bien preparado para el desenlace, y realmente quería conocer que iba a pasar con todos los personajes, con los nefilims y con los ángeles caídos. Silencio, en mi opinión y como ya comenté en su respectiva reseña me pareció un libro más bien de relleno y que podía haberse omitido, pero a pesar de ella tenía espectativas medio-altas para la última parte. Tenía algo de miedo de que no fuese un buen final, pero creo que ha estado bastante bien.

Después de la muerte de Hank, por culpa del juramento que hizo, Nora se convierte en la líder de los nefilims y debe encabezar su ejército. Por lo tanto, tiene que destruir a los ángeles caídos, y eso incluye a Patch. Ambos van a realizar un plan, pero obviamente las cosas no van a ser para nada fáciles y Nora va a ser seducida y atraída por el poder de gobernar y liderar a los Nefilims. 

En primer lugar quiero hablar de los personajes y extenderme un poco más que en el resto de reseñas con ellos. Nora es insoportable. En los anteriores libros había momentos en los que ella actuaba de manera estúpida, pero luego había otros en los que me parecía normal su actitud. Pero en este libro, sobre todo al principio, hacía totalmente lo que le daba la gana, no pensaba en las consecuencias ni en quien podía herir. Estuvo bastante arrogante y me costó mucho soportarla y no tirar el libro por la ventana. Aunque eso si, tiene una evolución bastante grande en toda la saga, ya que ahora es una chica mucho más decidida (y cabezota) que antes. Patch está distinto. Ya no es el mismo sarcástico chico de siempre. Me sigue gustando muchísimo, y al terminar esta novela acabé enamorada de él. Ahora nos muestra su lado más dulce y protector, y me derretí en muchas ocasiones con él. Amo a Patch y punto.

Scot ha continuado sorprendiéndome. La primera vez que salió no me había convencido demasiado, pero en el anterior libro le empecé a coger bastante cariño, y en este libro acabó gustándome mucho, la verdad. Es un personaje que creo que también ha evolucionado mucho y me agradó demasiado. Vee es un personaje que nunca me llamó demasiado la atención, pero en esta novela vamos a descubrir algo sobre ella que me pareció muy forzado y de relleno y evitarse explicaciones. Marcie sigue siendo insoportable, como siempre. Y tenemos una nueva incorporación: Dante. Siempre me dio muy mala espina y nunca llegué a confiar en él, y la verdad es que lo odio demasiado.

El ritmo del libro es algo irregular. Al principio me costó bastante engancharme a la historia y me demoré un par de días en leer las primeras 150 páginas. No pasó gran cosa en la mayor parte del libro, pero si hubo otros capítulos totalmente adictivos y no podía parar de leer. Hay bastantes momentos predecibles, pero luego hay otros que te sorprenden totalmente. Eso me falló un poco, la irregularidad. Al principio estuve bastante aburrida y eso le bajó bastante la valoración a la novela.

La pluma de Becca es muy ágil, sin apenas descripciones lo cual hace que se lea muy rápido. Esto agilizó bastante la lectura, pero a pesar de ello me costó bastante engancharme al libro.

Y POR FIN la autora se centra un poco más en lo que son los ángeles caídos y los nefilims y hay una guerra de verdad, lo que yo llevaba esperando desde el primer libro y ya no se centró tanto en lo que es la relación de Patch y Nora. Si debo decir que cada vez que estaban los dos juntos yo estaba muriendo de amor por que son demasiado preciosos.

El final me pareció bastante precipitado. En las primeras páginas no pasa absolutamente nada, y en la parte realmente interesante la autora casi no se extendió y pasó todo en 30 páginas aproximadamente. Los últimos capítulos están repletos de acción y un no parar de cosas que no te dejan ni respirar o asimilar todo lo que está pasando. Pasé por una montaña rusa de emociones. Sufrí mucho por algunos personajes y también estuve feliz por otros motivos. Me pareció que no quedó todo resuelto y que quedaron bastantes cabos sueltos y es algo que no me gusta demasiado en un final de saga. Vale, los protagonistas tienen un final, pero luego hay otras cosas que pasan de repente y que no tienen ningún sentido. Hay algunas cosas poco creíbles que parece que no sabía como añadir y las incluyó de cualquier manera. Creo que la autora podía haber dado un poco más y un final un poco más épico, pero de todas maneras me gustó bastante y estuve muy enganchada. 

El epílogo me gustó mucho y se centra unos años después de todo lo ocurrido. No paré de sonreír en las pocas páginas que duró y me agradó demasiado. La última frase es genial y se me quedará marcada para siempre. Aunque si es cierto que el epílogo se me hizo muy corto y lo leí demasiado rápido y al terminarlo estaba como que: NECESITO MÁS PATCH.

Así que finalmente quiero decir que la saga de Hush Hush en general me ha gustado mucho y ha llegado a las espectativas que tenía. La he disfrutado bastante y me enamoré totalmente de Patch Cipriano. Así que ya puedo decir que he leído esta tetralogía de la que todo el mundo hablaba y también puedo decir que yo también amo a Patch.

Resumiendo ha sido un libro muy bueno. Es algo irregular, ya que el principio es algo pesado y me costó bastante engancharme a la historia y me aburrió un poco. En cambio el final y la acción se concentra en las últimas 40 páginas, así que pude disfrutar el mejor momento muy poco. Por fin se centra más en los ángeles y los nefilims y deja algo más de lado la relación entre los protagonistas. Es algo predecible en algunas partes, pero a pesar de ello hubo bastantes sorpresas, momentos de angustia y de tristeza. Estoy bastante satisfecha con este final aunque la autora podría haberse esmerado un poco más. Así que ya me despido de esta saga. Te amo, Patch



Lo mejor: Patch, los ángeles caídos y nefilims, el epílogo, la acción
Lo peor: irregularidad, lo corto que es el epílogo y lo poco que duran los momentos de acción, Nora



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Hey lectores salvajes! ¿Quieres comentar en la entrada? ¡Me alegra muchísimo! Este salvaje blog se alimenta de vuestros comentarios.
Si quieres dar tu opinión no faltes al respeto ni a mi ni al resto de usuarios.
Si en tu comentario vas a hacer algún spoiler sobre algo, avisa
¡Muchísimas gracias!